Alimentos Buenos para la Circulación

Loading...

El cuerpo humano está formado por una serie de órganos, los cuales son necesario sanos, para el buen funcionamiento de nuestra salud.

Las arterias y venas son canales que recorren el cuerpo, transportando la sangre hasta donde se necesita, pero la mala circulación  puede originar  problemas delicados.

La  circulación sanguínea correcta depende de la energía que tengan el  bazo e hígado. El bazo debe tener suficiente energía  para que la sangre circule bien por los vasos sanguíneos y, de la misma manera, si hay toxinas acumuladas, el hígado se debe encargar de eliminarlas. Para evitar la mala circulación, es necesario Cuidar el sistema linfático  ya que es encargado de  recoger a través de la linfa  parte de los residuos que se desplazan por la sangre. Es necesario evitar el consumo de  azúcares y las harinas refinadas, e hidratarse bien y también se deben evitar las bebidas con gas.

¿QUÉ ES EL CORAZÓN?

Loading...

El corazón es un órgano del cuerpo humano, y el principal de nuestro sistema circulatorio.

¿QUÉ SON LAS ARTERIAS?

Las arterias son los conductos encargados de transportar la sangre desde el órgano principal del aparato circulatorio, o sea el corazón, hacia todas las demás partes de nuestro cuerpo.

¿QUÉ SONLAS VENAS?

Las venas son vasos sanguíneos encargadas de hacer circular la sangre de los cpilares sanguíneos hasta el corazón. Ellas transportan desechos y CO2, por el organismo, hay venas como pulmonar que conducen sangre oxigenada.

En el artículo te mostramos una lista de alimentos que te pueden ayudar a mejorar la circulación del cuerpo.

AGUA: El agua elimina toxinas  del cuerpo, lo que sin duda ayuda a mejorar la circulación sanguínea, además previene que se formen los coágulos de sangre.

PIPAS DE GIRASOL: Aportan aminoácidos  necesarios para  mantener  las estructuras capilares sanas, también suministran vitamina E, un antioxidante muy potentes para nuestro cuerpo.

LAS BAYAS: como la uva negra o los arándanos  muy ricas en antioxidantes y, en combinación con la vitamina C, mejoran la circulación de la sangre, también ayudan a dar el tono venoso.

TRIGO SARRACENO: Este es rico en un flavonoide llamado rutina que actúa en combinación con la vitamina C y asi protege las paredes de los vasos sanguíneos y capilares. Su consumo  contribuye así a la protección de los vasos sanguíneos.

cOLA  DE CABALLO: es rica en silicio, actúa en la formación de colágeno y  mejora el estado de los vasos sanguíneos.

LAS NUECES: contienen omega 3  ácidos grasos que son muy necesarios por su efecto antiinflamatorio aportan también vitamina b3 que tienen un efecto vasodilatador va a favorecer la circulación, contienen otros elementos como: zinc, magnesio, hierro, manganeso, fósforo cobre, los cuales ayudan a prevenir los ritmos cardiacos errados y  formación de coágulos sanguíneos en las arterias, lo cual es la primera causa de infarto.

EL JENGIBRE: activa la circulación de la sangre, proporciona fluidez a la sangre.

EL LIMÓN: aporta vitamina c,  que interviene o participa en la formación de colágeno y                                 mejora la elasticidad de las venas y arterias.

LA CÚRCUMA: es una especie con beneficios antiinflamatorios, es antioxidante la raíz  de la cúrcuma contiene curcumoides y, materia colorante a la que se le asignan efectos antioxidantes y contiene asimismo, un aceite esencial con zingibereno, polisacáridos y sales minerales como hierro y potasio. Curcumina resulta asimismo ventajosa para el sistema cardiovascular.

eL AJO: El ajo es considerado un protector cardiovascular, disminuye la viscosidad de la sangre, estimula la circulación sanguínea, asimismo, contiene vitaminas B1, B2, B6 y C.

EL MIJO: Es uno de los granos más ricos en hierro y en magnesio. Es un cereal muy energético, contiene pocas  proteínas  y pocas grasas.  El  contenido de vitaminas B1, B2 y B9 triplica las del resto de los cereales.

 

TOMATES: Contienen licopeno,  antioxidante que estimula la circulación y previene los problemas cardíacos. Esta sustancia también se puede encontrar  en la sandía y el melón.

CHILE: Aporta una sustancia llamada capsaicina, que  beneficia  la circulación y el corazón por sus propiedades antiinflamatoria

SEMILLAS DE CALABAZA: fuente natural de vitamina E,  componente que protege los tejidos del cuerpo y  aporta elasticidad a las venas y arterias. También favorece la circulación, evitando así la formación de coágulos.

NARANJA: Con alto contenido de vitamina C, además, fortalece las paredes capilares y evita la acumulación de placas de sangre.

MANZANA: contienen mucha  fibra, así como: pectinas y polifenoles que cuidan la salud cardiovascular.

FRESAS Y ARANDANOS: contienen flavonoides, que participan en la  dilatación de las arterias y proporcionan beneficios al corazón. Reducen la inflamación, son diuréticos, antioxidantes y desintoxicantes, favorecen la eliminación de toxinas del cuerpo.

KIWI: Son frutas cítricas, ricos en vitamina C, que fortalece la pared de los vasos sanguíneos, así  como,  la vitamina B.

SALMÓN, ATÚN, SARDINA: son alimentos ricos en omega 3, que hace que la sangre sea más fluida, lo que permite una excelente circulación.

 

SEMILLAS DE CHIA: un súper alimento, con alto contenido   fibra y omega 3. Las semillas de chía ayudan en la eliminación de toxinas, del cuerpo.

 

CEBOLLA: son alimentos ricos en alicina,  sustancia que  previene la obstrucción de los vasos sanguíneos.  La cebolla ayuda a  drenar, desintoxicar y eliminar toxinas, permitiendo la activación de la circulación sanguínea.

 

HOJAS DE REMOLACHA: El aporte de las  vitaminas A, C y K, y otros minerales, ayudan a prevenir que se  deterioren  los vasos sanguíneos y se presenten  problemas circulatorios.

 

CARNES: carnes magras, pollo sin piel, carne de ternera sin nada de grasa.

LOS GARBANZOS: Los garbanzos  producen dopamina y serotonina, es una parte de los alimentos naturales  que consumimos para desinflamar el bazo. Esta legumbre es rica en proteínas y ácido linoleico,  y fibras. Contiene  proteínas, es energética y rica en triptófano.

LAS LENTEJAS: Es un alimento que   desintoxica el bazo, contienen hidratos de carbono y otros nutrientes útiles para el organismo, son ricas en vitaminas B3, B1 y B6, entre otras. Además, contienen hierro y  selenio.  Se recomienda incluirlas en la dieta diaria por sus grandes beneficios para el organismo, principalmente en el cuidado del bazo.

EL ESPINO: tiene un uso definido, como reconstituyente del corazón y para mejorar  la circulación.

HOJAS DE ROMERO: Es un tónico circulatorio que tradicionalmente se ha utilizado para cuidar el corazón, así como las venas y las arterias.

GINKGO. Las hojas del ginkgo actúan con acción vasodilatadora originando así la estimulación de la circulación, y mejora de vasos sanguíneos y arterias.

LA SANDÍA: la sandía y el  melón son frutas con un alto contenido  de agua,  ricos en licopeno, que es un antioxidante, el cual  impulsa la circulación de la sangre por todo el cuerpo a través de arterias y venas. El licopeno hace el trabajo, para que la sangre se mantenga libre de coágulos.

YOGURT: Es un alimento, derivado  de los lácteos, muy nutritivo, que aporta gran cantidad de calcio a el organismo.  Si el cuerpo presenta deficiencia en los niveles de calcio, lo cual permite que se produzca un gran consumo de agua, que a la vez libera las toxinas acumuladas a través de la orina.

 

 

 

Loading...

Deja un comentario