Chía: Qué es, Beneficios, Para qué sirve, Propiedades

Loading...

Hablemos de la chia, sabias que es una planta? pues sí, y perteneciente a las lamiáceas, lo cual son usadas sus diminutas semillas para consumo en la dieta regular de la población mundial, son originarias de norte América, poseen antioxidantes, omega 3 y ácidos grasos que ayudan a combatir el sobre peso y controlar el apetito, es una gran fuente de fibra y es considerada por su agradable sabor el súper alimento del momento y así ha venido quedándose en nuestra dieta definitivamente. ¡Y no es para menos! porque este alimento en forma de semilla es todo un prodigio de la naturaleza.

 ¿Qué planta es?

La chia Nombre científico: Salvia hispanica L, es una planta herbácea de las lamiáceas; es nativa del centro y sur de México, pero también se dan en el Salvador,Guatemala, Nicaragua y Costa Rica esta especie vegetal posee la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3 y otros nutrientes Se cultiva por ello para aprovechar sus semillas, que se utilizan molidas que la hacen, uno de los súper alimentos en polvo más consumidos en todo el mundo.

 Propiedades y beneficios

Loading...

La semilla de chia es muy rica en mucílago, fécula y aceite, posee una cantidad enorme de nutrientes contiene alrededor de 40% de carbohidratos; de estos, 30% es fibra insoluble, 3% es fibra soluble y el resto son almidones esenciales. Posee vitaminas como retinol, tiamina, riboflavina, niacina, vitamina C y E, calcio, hierro, magnesio, fosforo, potasio, sodio y zinc. La mayor parte del componente de carbohidratos de la semilla de chía es de fibra. Las semillas de chía en comparación con otros alimentos tiene dos veces más proteína que cualquier semilla, contiene la mayor fuente natural conocida de ácido linolénico (60%) que tiene muchos usos en la industria y en la cosmetología, posee cinco veces más calcio que la leche entera, tres veces más antioxidantes que los arándanos, tres veces más hierro que las espinacas el doble de la cantidad de potasio en los plátanos y siete veces más omega 3 que el salmón, El aceite de la chia, tiene un alto contenido de proteínas y fibra

 Las semillas de Chía tienen altísimos valores nutricionales y propiedades medicinales, estas tienen un sabor suave, parecido a la nuez y se pueden utilizar de muchas maneras, proporcionan las necesidades diarias de fibra y vitaminas, además las pueden consumir todas las personas incluyendo niños y personas de la tercera edad, aportando mucha energía si la consumes con regularidad.

La chia contiene antioxidantes y aminoácidos, ayudando a controlar los niveles de colesterol y presión arterial, dicha semilla no contiene gluten, colaborando con enfermedades como autismo y enfermedades del sistema neurológico, ayudando a mejorar la salud del sistema inmune, mejoran la actividad cerebral, nivelando problemas emocionales, además facilitan la digestión dando una sensación de plenitud lo cual puede ayudar en el control y pérdida de peso, y ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

 ¿Por qué es bueno utilizar chia?

Las semillas tienen una vida larga y útil y se pueden mantener resguardadas por mucho tiempo en lugar fresco y seco. Estas semillas son muy versátiles y se pueden consumir tanto en recetas dulces como saladas. Lo normal es poner las semillas en remojo durante al menos 15 minutos para que se conviertan y absorban el líquido.

La chia puede prepararse de muchas formas, mezclándolas con: agua, azúcar y jugo de limón o lima, con su batido favorito, con harina para hornear panes y pudines, con la mantequilla de maní y puedes hacer con ellas barras de granola junto con otros frutos. puedes colocar 2 a 4 cucharadas de semillas en un vaso con agua, zumo u otra bebida, se remueve para que penetre el líquido en la misma, se dejan unos 15 minutos para que empiece a accionar, ya que debido a su capacidad de absorción por su alto contenido de fibra soluble, crecerá y se formará un gel, en el estómago, ese gel hace más lento el trabajo de las enzimas digestivas de los hidratos de carbono que se convierten en azúcar, estabilizando así los niveles de azúcar en la sangre. También puede consumirse junto a la leche, el yogurt, salsas, sopas, ensaladas, preferiblemente de forma molida, para aprovechar al máximo sus nutrientes, se puede tomar a cualquier hora del día, preferiblemente antes de las comidas recomendándote una cantidad entre 10 y 25 gramos de semillas al día. Si es primera vez que la consumes, puedes iniciar con una cucharada de té al día y luego ve incrementando su consumo cada 2 o 3 días poco a poco hasta que alcances los 25 gramos diarios recomendados.

Las semillas de chía son muy utilizadas en dietas de adelgazamiento, ya que sus efectos saciantes nos ayudan a evitar el picoteo entre comidas y nos permiten reducir el tamaño de nuestros platos, Espolvoréelas encima de los cereales, la avena, las ensaladas y las sopas, para darle un toque diferente, además que estarás adicionando aún más nutrientes a estos platillos.

 

Origen (¿de dónde proviene?, como se cultiva, donde crece? etc)

Es una planta herbácea anual del tipo lamiáceas, pueden llegar a tener hasta 1 metro de altura y presenta hojas opuestas de 5-8 cm de largo por 3-6 cm de ancho. Las flores son de color entre purpúreas y blancas, y brotan en ramilletes. La planta florece entre julio y agosto y son hermafroditas; al finalizar el verano, las flores dan lugar a un fruto en forma de aquenio indehiscente cuya semilla es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene unos 2 mm de largo por 1,5 mm de ancho, 1 mm de alto y es ovalada y lustrosa, de color pardo grisáceo a rojizo.

Se plantaban principalmente en México, Guatemala y El Salvador. El mayor centro productor de México está en Acatic, Jalisco, de donde se exportan cantidades crecientes a Japón, Estados Unidos y Europa. Para su cultivo es recomendable temperaturas medias altas, suelos ligeros a medios, bien drenados, no demasiado húmedos; como la mayoría de las salvias, es tolerante respecto a la sequía y a la acidez, pero no soporta las temperaturas heladas ya que requiere abundante sol, debido a que no fructifica en la sombra.

La composición nutricional de la semilla de chía es: 20 % de proteína, 40 % de fibra alimentaria (5 % fibra soluble de muy alto peso molecular) y un 34 % de aceite; sobre el 64 % del aceite son ácidos grasos omega 3. No contiene gluten, por lo que es apta para celíacos. La mayor parte del componente de carbohidratos de la semilla de chía es de fibra. Las semillas contienen por cada 100 g, 34,4 g de fibra, oligoelementos, antioxidantes, minerales y vitaminas. Aunque no necesitan molienda ya que pueden consumirse directamente, las semillas también pueden secarse y molerse para preparar una harina fina y de sabor intenso, que se consume principalmente como dulce llamado en México pinole.

 

Contraindicaciones

 

No hay evidencia clara hasta la fecha de que el consumo de las semillas de chía tenga efectos adversos o con interacciones con otros fármacos. Puede llegar a bajar la presión arterial especialmente en personas de edad avanzado y más, si estos se combinan con medicamentos para la presión arterial. Tampoco es recomendable, bajo ninguna circunstancia, su consumo para personas que toman anticoagulantes y hay que tener especial cuidado con personas que puedan ser alérgicas a las semillas de chía, que eventualmente, también son alérgicas a los frutos secos y las plantas de la familia de la Salvia. En el caso de niños y embarazadas no consumir en exceso, de igual forma debe existir control supervisión y equilibrio, además de no abusar de ella.

 ¿Qué presentaciones se consiguen?

Las puedes conseguir en mercados y tiendas naturistas como bag o bolsas de semilla entera y/o en polvo de entre 25 y 150 y 300 grs, capsulas de aceite de chía para tomar de forma directa con cualquier líquido, y conseguirlos de forma conjunta con frutos secos deshidratados con chía; en caso de consumirlo en polvo 1 cucharada de te agregado directamente en jugos agua o smoties, las semillas pueden usarse directamente sobre ensaladas, panes artesanales y de fabricación industrial, y hoy día se usa muy frecuentemente en platillos dulces y reposterías artesanales y también a nivel industrial.

 

Chia para bajar de peso

Como la chia contiene fibra insoluble, es decir, no se disuelve en el agua pero si la absorbe. Nuestro sistema digestivo es sensible a la fibra dietética y su consumo parece aliviar el estreñimiento, por lo tanto la regularidad para ir al baño es mayor, por lo que origina pérdida de peso mucho más rápido, además que por su efecto saciador, no permite que comas a deshoras coadyuvando a mantener una dieta libre de tentaciones y así mantener el estómago lleno, evitando consumir otros alimentos.

Chia sustituto de huevo

En una taza de agua agregar las dos cucharadas de chía, dejar reposar por 10 minutos.

Pasado el tiempo se podrá observar que las semillas ‘botan un gel’ (esto se debe a que la chía absorbe hasta 20 veces su peso en agua). Colar y utilizar el exceso, obteniendo una mezcla un tanto viscosa lo cual sería lo que aporta el huevo, viscosidad para unir los ingredientes) lista para ser utilizada en las preparaciones que quieran (recetas tanto dulces como saladas)

 

Chia como laxante

La chia si te favorece la regularidad intestinal, ya que va barriendo literalmente a través del tracto intestinal, gracias a la fibra soluble que contienen, disolviendo y eliminando toda impureza acumulada en los intestinos. Muchas personas han dado testimonio que la expulsión de sus heces también se vuelven más regulares. La fibra soluble y el revestimiento de gel de la semilla mantienen el colon hidratado y asegura el movimiento fácil de los alimentos procurando una eliminación de las heces

Loading...