Equinacea-Beneficios-Propiedades

Equinácea: Qué es, Beneficios, Para qué sirve, Propiedades

Loading...

La equinacea es una planta milenaria y considerada medicinal, originaria de norte América, crece en lugares cálidos y sus flores son grandes y de color púrpura. Este tipo de  súper alimento ha venido impactando de manera positiva a la población mundial, ya que, está al alcance de todos y posee características importantes las cuales  nos aportan: vitalidad y energía. Además,  ayuda a combatir enfermedades y estimular y potenciar el sistema inmunológico. También, es un excelente antiséptico y antibiótico a escala menor pero sí es considerada como tal. Entonces, es un súper alimento pues blinda al organismo con su gran carga de nutrientes como antioxidantes, alcamidas, y polisacáridos. Veamos a continuación un poco más las características de la Equinacea:

¿Qué planta es?

La equinacea es una planta herbácea, perenne, con una raíz principal de color oscuro grisáceo que puede alcanzar un metro de altura. Esta planta tiene una roseta de hojas lanceoladas y vellosas como el tallo, de hojas color púrpura, la misma es proveniente de norte américa como ya habíamos mencionado.

La composición de la raíz contiene polisacáridos derivados del ácido cafeico, poliacetilenos de efecto bactericida y fungicida, flavonoides, aceite esencial el cual posee más de 20 componentes, equinacósido, gran cantidad de alquilamidas, etc. Los estudios clínicos realizados sugieren que la Equinácea ayuda a prevenir gripes  y catarros a la vez que reduce la severidad y duración de estos.

Loading...

Propiedades curativas

Es un género herbáceo y perenne de aproximadamente 10 especies  pertenecientes a la familia Asteraceae, todas nativas del este de Norteamérica.

La planta de equinácea es sobre todo reconocida por estimular el sistema inmunológico, el consumo del extracto de equinácea como profilaxis y tratamiento de infecciones recurrentes del tracto respiratorio superior, es lo que la hace un aliado ideal para evitar el resfriado común, y como remedio eficaz contra la gripe y así evitar avanzar hacia la bronquitis. A diferencia de los antibióticos que están diseñados para matar y combatir todas las bacterias de una determinada patología, ayuda a nuestro propio sistema inmune preparándonos para la lucha contra algunas  bacterias y/o virus, Aunque la equinácea se consume para el tratamiento de virus y bacterias, cada vez está siendo más utilizada para el tratamiento de infecciones y heridas externas. Además esta planta es un alivio para las afecciones de la piel como el eczema y la psoriasis, ayuda en la mejora del herpes común, entre otras infecciones cutáneas.

La propiedad más resultante que hace de esta planta una de las plantas más estudiadas en países como Alemania y España,y de amplia reputación en fitoterapia es la “inmunoestimulante” ya que a través de una estimulación general, eleva los mecanismos de defensa del organismo, incrementando así  la inmunidad humoral generando “mayor producción de anticuerpos”.

La equinácea ofrece  al consumidor recurrente, una acción antiinflamatoria , analgésica y antiedematosa, debido a la inhibición de la hialuronidasa tisular y bacteriana que  bloquea la difusión de los gérmenes patógenos. por esta razón se recomienda en pacientes afectados de artritis crónica y dolores articulares.

Sus principios activos naturales como esteres  del ácido caféico, equinacósidos A y B (0,3-1,3%) en las raíces y flores de la Echinacea angustifolia, 0,4-1,7%, cinarina (E. angustifolia), ácido chicórico (componente mayoritario de E. pallida). Aceite esencial, borneol, bornilacetato, D-germacraneno, cariofileno, antocianósidos; trazas de alcaloides pirrolizidínicos (tusilagina, isotusilagina); resina (conteniendo ácidos grasos y fitosteroles), isobutilamidas, polisacáridos: PSI, PSII; todos estos principios producen vasodilatación y sudoración, favoreciendo así, la formación del tejido de granulación, responsables de la curación y favorable cicatrización de heridas.

De la variedad de equináceas existentes en el mundo para un total de nueve, tres se utilizan por sus propiedades medicinales, las cuales resaltan: purpurea – angustifolia – pallida, otras  variedades están más limitadas en extensión y población como la echinacea, tennesseensis y la echinacea laevigata las cuales se encuentran en peligro de extinción en los Estados Unidos.

¿Para qué sirve?

Como hemos venido observando, la equinacea es un súper alimento de uso común y muy útil en la profilaxis y tratamiento complementario de afecciones respiratorias: gripe, resfriado común, faringitis, rinitis, sinusitis, bronquitis para las inflamaciones en general. La equinácea presenta igualmente una actividad antiinflamatoria y antiedematosa debido a la inhibición de la hialuronidasa tisular y bacteriana que inhibe  la propagación de los gérmenes patógenos.

Los preparados administrados por vía oral o parenteral actúan sobre el sistema inmunitario produciendo: estimulación de la fagocitosis, inducción de la producción de citoquinas, estimulación de la proliferación linfocitaria. Estos efectos son el resultado de la combinación de la actividad de varios constituyentes, especialmente, polisacáridos y glicoproteínas, alquilamidas y ácido achicórico. El extracto etanólico estandarizado de parte aérea y raíz de E. purpurea inhibe la inducción viral de diferentes citoquinas en una línea de células epiteliales bronquiales humanas.

Además, el extracto muestra una potente actividad virucida frente a los virus con membranas. Todo ello sustenta el empleo de los preparados de equinácea para reducir los síntomas de resfriados y gripes, y posiblemente de otras afecciones respiratorias, inhibiendo el crecimiento de virus y la secreción de citoquinas proinflamatorias. Las alquilamidas, evidencian una potente actividad inmunomoduladora y antiinflamatoria mediada en parte por una activación del receptor cannabinoide CB2. Algunos extractos poseen también actividad cicatrizante de heridas, antioxidante, antibacteriana y antifúngica, por lo que se emplea prácticamente en todo proceso viral causado por bacterias o procesos infecciosos causados por hongos.

A continuación te presentamos las distintas formas de presentación y usos :

Uso interno

para adultos y niños (dependiendo del peso)

– Infusión: Una cucharada de café por taza. Hervir la planta 5 minutos. Tres tazas al día.

– Extracto: tomar de 15-30 gotas, una a tres veces al día.

– Tintura: tomar unas 50 gotas, dos o tres veces al día.

-Jarabe (5% de extracto fluido): una a tres cucharadas diarias.

– Extracto seco: tomar 1 capsulas de 150-300 mg al día (1g equivale a 5g de planta seca).

Uso externo

* Pomada cicatrizante (10% de tintura, 90% de lanolina).

* Apósitos: tintura diluida al 30% en agua.

Origen de la Equinacea 

Como se ha descrito anteriormente la Echinacea es un género de 23 especies de plantas herbáceas y perennes todas nativas del este de Norteamérica. Sus nombres botánicos Brauneria angustifolia, Echinacea angustifolia, Echinacea pallida, Echinacea purpurea,Rudbekia purpurea

Son plantas, perennes y tolerantes a la sequía pueden medir de 1 ó 2 metros de altura. Como es característico de toda la familia, las flores forman una inflorescencia compuesta por flores púrpuras (raramente amarillas o blancas) dispuestas en forma de cabezuelas cónicas.

Preferiblemente para su cultivo, elegir suelos ligeros y arcillosos, profundos y de ubicación a pleno sol, ya que son bastantes tolerantes a la sequía, la semilla puede germinar aproximadamente a los 15 días después de plantada, a temperatura media entre 25 a 28 ºC, es necesario mantener humedad haciendo riegos progresivos, sin embargo no se debe regar en exceso puesto que puede ser muy perjudicial para sus raíces, llegando a podrirse

Contraindicaciones

Como es de costumbre, existe hipersensibilidad conocida a plantas de la familia compuestas o a los principios activos, no es caso contrario para la planta de equinacea, sin embargo   su  administración   tiene  un elevado porcentaje de seguridad, eficacia, efectividad, y poco riesgo de intoxicación.
Debido a su efecto inmunoestimulante, la equinácea no debe de ser usada en casos de enfermedades autoinmunes, inmunodeficiencias, tratamientos inmunosupresores y afecciones que cursen con aumento de leucocitos.

En el caso de personas de la tercera edad, bebes , niños y mujeres en periodo de lactancia y/o embarazadas, es recomendable un seguimiento control y sugerencia  médica especialista, más estrictamente cuando se administran otros medicamentos.

Algunos efectos adversos dependiendo de la dosis, los preparados de equinácea pueden ocasionar  reacciones  febriles  de  corta duración,   náuseas y  vómitos.  Por vía  oral  no se han  descrito  efectos  secundarios. Muy raramente, en individuos sensibles, por vía tópica pueden aparecer reacciones alérgicas.

¿Qué presentaciones se consiguen?

Esta planta es muy bondadosa, el hecho de que prácticamente todas las partes de la planta puedan emplearse para la elaboración equinacea procesada hace que encontremos diferentes presentaciones como: extracto seco y fluido, gotas, cápsulas, tintura, incluso para uso tópico encontramos lociones, cremas y apósitos.}

Respecto la cantidad diaria recomendada y a la duración del tratamiento, dependerá de la patología, la  ingesta diaria recomendada va a depender de lo que considere el médico tratante.

Loading...