Limón: Qué es, Beneficios, Para qué sirve, Propiedades

Loading...

El limón es un regalo de la naturaleza. Posee varios beneficios a la salud. Posee propiedades curativas, poder astringente, bactericida, fungicida, antibiótico y blanqueador. Compruebe todas las ventajas, así como recetas para usar el limón para su belleza y salud.

Sus aplicaciones en la vida doméstica son innumerables. Con el jugo de la fruta, se preparan refrescos, helados, salsas y aperitivos, así como remedios, jarabes y productos de limpieza. De la corteza, se extrae una esencia aromática usada en perfumería y en la preparación de licores y jabones.

 ¿Qué es el Limón?

Los limoneros son árboles pequeños (no alcanzan más de 6 metros de altura),  espinescentes, muy ramificados, de raíz y ramas de color marrón claro; las hojas son alternas, oblongo-elípticas, con punteaduras translúcidas; las inflorescencias son de flores axilares, alvas o violeta, en racimo. Se reproduce por estacas de ramas, en suelo arenoso y bien abonado, preferentemente en regiones de clima cálido o templado.

Loading...

Se propaga también por semillas, que requieren suelo ligero, fértil y bien ventilado, en un lugar soleado y protegido de los vientos. Fructifica durante todo el año, en innumerables variedades, que, aunque cambian en el tamaño y la textura de la corteza, que puede ser lisa o arrugada, en cuanto al color, varían del verde oscuro al amarillo claro, excepto una de las especies, que se se asemeja a una mandarina.

Propiedades y Beneficios del Limón

Contiene vitamina B1, B2 y B3, provitamina A (principalmente en la cáscara) y vitamina A (en la pulpa fresca y el zumo). Es riquísimo en vitamina C (40 a 50mg por cada 100g del fruto), que contiene grandes cantidades de sales minerales y oligoelementos como el calcio, hierro, silicio, fósforo, cobre, magnesio y yodo.

Tiene una gran concentración de ácidos cítrico y málico, además de pequeñas cantidades de ácido acético, fórmico y de citratos de potasio y de sodio.

Es portador de glucosa y fructosa directamente asimilables, así como de sacarosa. Contiene gomas, mucilaje y algunas albúminas.

La vitamina P no es producida por el cuerpo, por lo que necesita ser obtenida en la alimentación. En el limón, se encuentra en la piel blanca (entrecasca) y en la película que envuelve los gomos de la fruta.

La entrecasca y pulpa del limón, así como de las frutas cítricas, son ricas en pectina, una fibra soluble que, además de facilitar la digestión, regula la absorción de los azúcares, disminuyendo la sensación de hambre y el almacenamiento de grasas. Así, al preparar jugos de limón y de otras frutas cítricas, se recomienda no dispensar la entreca y la pulpa. Cuanto más turbia sea la bebida, más pectina contendrá.

Farmacológicamente, el limón es principalmente importante por su valor nutricional de vitamina C y potasio.

limones contienen una gran cantidad de ácido cítrico, lo que les confiere un gusto ácido.  En el jugo de limón, esta acidez llega a un pH de 2 a 3, en promedio.

En su composición química tiene altos contenidos de: carbohidratos, azúcares, Fibra dietética, grasas, proteínas, vitaminas, tiamina, riboflavina, niacina, ácido pantoténico, vitamina B6, ácido fólico (vitales B9), vitamina C, minerales, cálcio, hierro, magnesio fósforo, potasio, zinc.

  ¿Para qué sirve el Limón?

Los limones son ricos en potasio. El potasio es un mineral importante que trabaja con el sodio para la transmisión de energía eléctrica al cerebro y el sistema nervioso. Depresión, ansiedad y olvido, se pueden atribuir al bajo nivel de potasio en la sangre. Este mismo sistema nervioso necesita potasio para asegurar señales constantes para el corazón. Así, nuestra salud cardíaca también se beneficia.

La composición atómica del  limón es similar a la saliva y al ácido clorhídrico de los jugos digestivos. Ayuda a purificar y estimular el hígado, el calcio y el magnesio son abundantes en el limón. El magnesio es importante para la salud del corazón y el calcio previene el raquitismo, reduce la presión arterial.

Tiene un efecto alcalinizante en el cuerpo. Algunas personas pueden encontrar que, debido al sabor ácido del limón, este alimento puede acidificar el organismo; pero no se equivoca, el limón apenas alcanza el estómago y ya se combina con los minerales alcalinizantes, ayudándonos a mantener el pH del cuerpo en equilibrio.

Ayuda a diluir el ácido úrico, que se acumula en el organismo, reduce el catarro en el cuerpo. El simple acto de beber un vaso de agua tibia con limón ayuda mucho en la limpieza del organismo. Cuando esto se hace en ayunas, el efecto se maximiza. El limón mejora la producción de enzimas del hígado y facilita el funcionamiento del intestino, además de tener efecto diurético. Todo esto favorece la expulsión de las toxinas del cuerpo.

Tienen un papel inestimable en los fenómenos óxido-reductores, mejorando el desempeño de las glándulas endocrinas. Por esta razón, es indispensable su ingesta diaria. Posee vitamina P, que actúa protegiendo y tonificando el sistema vascular, y vitamina I que es un preventivo de las neumonías.

En la composición del limón existe el d-limoneno, que tiene propiedades anticancerígenas y es solvente de cálculos y obstrucciones en las arterias. Otra gran ventaja es la función de «descongestionar» el hígado después de la ingestión de alcohol o de alimentos muy grasosos.

Las investigaciones japonesas comprobaron que el terpineno, a su vez, es capaz de inhibir la oxidación del mal colesterol (LDL) y, así, evitar arteriosclerosis o infarto. El geraniol se mostró eficaz para inhibir la reproducción de células cancerosas.

El limón también es rico en vitamina P, que potencia la eficacia de la vitamina C y actúa en el fortalecimiento de los tejidos capilares y conjuntivos, evitando sangrados, como los de encía; y en el proceso de cicatrización y en el tratamiento de edemas; activa la circulación y equilibra las tasas de colesterol, además de aumentar la resistencia contra infecciones y virosis y contribuir al alivio de la gripe y el resfriado.

Los estudios epidemiológicos asocian la ingesta de frutas cítricas, con una reducción en el riesgo de varias enfermedades. El limón también muestra alguna actividad antimicrobiana.

En fitoterapia, se utiliza para diversas patologías, tales como reumáticas, infecciones y fiebres, aterosclerosis, combate ateromas (remota placas grasas de las arterias), resfriados, gripes, dolores de garganta, acidez gástrica y úrica (alcaliniza la sangre), frieiras, caspas,  cicatrices, ayuda al mantenimiento de colágeno, hemoglobina, actúa como antiséptico entre otras. El limón posee una sustancia propia denominada limoneno capaz de combatir los radicales libres. Es fundamentalmente un remedio tónico que ayuda a mantener la buena salud.

Origen del Limón

El limón fue traído de Persia por los árabes, diseminándose en Europa.  Hay relatos de limoneros cultivados en Génova a mediados del siglo XV, así como referencias a su existencia en las Azores en 1494.

El limón  tiene su origen en el sudeste de Asia, probablemente en el sur de China, o India. Su historia es a veces poco clara. No era una fruta común en el mundo antiguo griego y romano. Varios hechos indican que una fruta cítrica parecida al limón era conocida, pero no se sabe si era el limón o la sidra, una especie vecina y muy similar, y no existen evidencias paleobotánicas.  Los griegos utilizaban el limón o la sidra para proteger la ropa de las polillas.

Las primeras descripciones claras del uso de la fruta para fines terapéuticos se remontan a las obras de Teofrasto, alumno de Aristóteles, que es considerado el fundador de la fitoterapia.

Los helenos utilizaban el cultivo de limoneros o de sidras cerca de olivos para preservarlos de ataques de parásitos. El limón puede haber sido retratado en el arte romano,  hay representaciones de frutas cítricas en mosaicos romanos en Cartago y frescos en Pompeya, que poseen una semejanza impresionante con naranjas y limones.

Los egipcios del siglo XIV conocían el limón. A lo largo de la costa mediterránea de Egipto, las personas bebían kashkab, una bebida hecha de cebada fermentada, hojas de menta, ruda, pimienta negra y limón. La primera referencia del limón en Egipto es en las crónicas del poeta y viajero persa Nasir-i-Khusraw, que dejó un relato valioso de la vida en Egipto bajo el mandato del califa fatímida Almostancir (1035-1094).

Mientras que en América, el limón y otros cítricos fueron llevados por los misioneros españoles tras el descubrimiento de Cristóbal Colón.

Contraindicaciones

Aunque su consumo se ha popularizado debido a su gran eficacia para ayudar a bajar de peso, mejorar la digestión, eliminar las toxinas e hidratar el organismo, entre otros beneficios, su consumo en ayunas puede ocasionar algunos trastornos de salud. Ver en la siguiente lista.

Aumenta el reflujo. Su alto contenido de elementos ácidos puede dañar la mucosa gástrica que es por sí sola ácida en su constitución. Esto puede traer como consecuencia un aumento del reflujo. Por lo tanto, es recomendable que no beba más de un vaso de agua con limón en ayuno o haga esto después de haber comido algo.

Potencializa las enfermedades gastrointestinales. Debido a su constitución ácida, el limón tiene un pH de 2.5, con el cual no es recomendable que consuma su jugo en ayuno si usted sufre de diabetes, úlceras gástricas, duodenales o hiperacidez.

Detiene el período menstrual. En algunas mujeres provoca la disminución o el corte del flujo menstrual, con el cual se provoca un gran dolor abdominal e inflamación. Evite consumir agua con limón en ayunas mientras esté menstruando.

Daña el esmalte dental. Como se trata de un alimento muy ácido, puede causar erosión del esmalte de los dientes, dejándolos expuestos a las caries. Para continuar consumiendo jugo de limón sin efectos colaterales para su salud bucal, usted puede hacerlo con un protector dental, así evitar el contacto directo de los dientes con el limón. O también puede enjuagar los dientes inmediatamente después de haber bebido.

Causa deshidratación. Debido a su alto contenido de vitamina C, el agua con limón actúa como un poderoso diurético, eliminando a veces más líquidos que lo necesario. Para disminuir este efecto, prepare este jugo con menos cantidad de limón.

Presentaciones

El limón es uno de los productos naturales con mayor amplitud en cuanto a su uso hablamos.

Existe una amplia gama de productos de limpieza tanto para el hogar como industrial, también es bastante usado en productos de aseo personal, cuidado del cabello, la piel, para detergente de ropa y también en el ámbito de consumo humano se consigue en jugo con diferentes presentaciones, también podemos encontrar a nivel medicinal como por ejemplo: aceite cápsula a granel, bálsamo de limón extracto de hoja de hierbas, cápsula anti estrés píldoras de medicina, pastillas sabor miel y limón con propiedades emolientes y antisépticas que ayudan a aliviar la irritación de garganta.

Loading...