Propóleo: Qué es, Beneficios, Para qué sirve, Propiedades

Loading...

El propóleos,  junto a la miel, el polen, la cera, y la jalea real conforman lo que conocemos como Apiterapia, lo que es considerado un regalo para nuestra salud, ya que por separado o en preparaciones ayudan a nuestro organismo.  El propóleos conocido como el antibiótico de la colmena,  muy rara vez se encuentra disponible en  forma pura, se obtiene de las colmenas y contiene productos de las abejas. Es muy variable, depende de la flora y el clima del lugar donde se encuentra, es el producto más usado e investigado de la colmena. Los remedios naturales son considerados una eficaz medicina contra las dolencias y varias patologías, uno de los más utilizados, en las épocas de gripes y resfriados, es el propóleos.

QUE ES

El propóleos es una sustancia tipo resina gomosa y balsámica, de color verde, marrón o casi negro, posee un sabor acre, su olor es agradable y presenta una consistencia viscosa y pegajosa, es insoluble en el agua y parcialmente en alcohol, se consigue de los brotes del álamo y de las coníferas que son los árboles que producen conos como el abedul, sauce, castaño, roble, pino, cerezo, y que producen las abejas y ellas lo usan para defenderse contra  virus y bacterias. 

Esta sustancia resinosa  es utilizada por las abejas para cubrir y proteger su colmena. Las abejas consiguen esta sustancia de las yemas y cortezas de algunos árboles. El propóleos es rico en bioflavonoides y aceites esenciales, además de contener oligoelementos, vitaminas y aminoácidos.  Por su acción antibiótica, que protege de virus y bacterias, la colmena es uno de los lugares más estériles en la naturaleza. A la temperatura ambiente más o menos 20°, el propóleos es pegajoso, cuando la temperatura baja el propóleos se solidifica.

Loading...

PROPIEDADES Y BENEFICIOS

El propóleos tiene propiedades antibióticas, anestésicas, cicatrizantes, de regeneración de tejidos, antiinflamatorias, se utiliza para el tratamiento de afecciones respiratorias, de la boca y de los ojos.  Su acción sirve para llevar a los niveles deseados la tensión arterial, el metabolismo basal y la producción hormonal. El propóleos es eficaz en tratamientos de farmacia y de cosmética, no  produce efectos secundarios.

Entre sus propiedades, resalta que en su composición, existen principios activos como los bioflavonoides que tienen propiedades antibióticas, así mismo tiene efectos antioxidantes, antibacterianos, antiinflamatorios, antialérgicos, remineralizantes y anticancerígenos. Se puede utilizar para combatir el cáncer porque es un antibiótico natural que puede luchar contra los tumores y algunos tipos de cáncer como el de cabeza, colon, hígado, mama, próstata, riñones, sangre o páncreas. Aplicándose sobre las heridas y quemaduras, previene infecciones. Es utilizado como remedio contra los resfriados leves.  Se utiliza  en los tratamientos contra la periodontitis, la caries dental o la gingivitis. Ayuda con la eliminación del parásito de la giardiasis. Es utilizado para combatir enfermedades respiratorias bronquitis, faringitis, anginas, sinusitis, asma y tuberculosis. Para tratar el herpes genital o labial. Utilizado para el tratamiento de infecciones de orina o cistitis, candidiasis vaginal. En el caso de enfermedades digestivas gastritis, úlceras o diarreas es un excelente remedio natural.

El propoleo es una sustancia cien por ciento natural, que carece de toxicidad, y proporciona a nuestro organismo, una mayor resistencia frente a las agresiones, al ser utilizado de forma correcta. El propóleos contiene variedad de elementos necesarios en el organismo  como aminoácidos, vitaminas y minerales. De todos estos compuestos destacan los bioflavonoides. En estado bruto contiene aproximadamente quinientas veces más bioflavonoides que las naranjas, estos son beneficiosos al estar  en estado de convalecencia, su efecto se consigue gracias a la acción de todos sus componentes.

Posee materias colorantes, los flavonoides como la galangina, son las más activas en la función antiséptica, contiene resinas y bálsamos, cera de abeja, aceites esenciales, polen y materiales minerales como aluminio, plata, bario, boro, cromo, cobalto, estaño y hierro. También contiene provitamina A y vitaminas del grupo B, especialmente B3. Frente a gripes y resfriados, los antibióticos están contraindicados por ello es preferible utilizar  producto natural con efecto antiviral como el propóleos.

Los principales fenoles identificados en su composición son: Flavonoides (flavonas, isoflavonas, flavononas); Ácidos aromáticos y sus ésteres (ácido cafeico, cinámico); Aldehídos aromáticos (vainillina e isovainillina); Cumarinas y triglicéridos fenólicos.

PARA QUE SIRVE

Es un edulcorante natural y energizante que realza el sabor de los alimentos. Además, es utilizado para prevenir y tratar procesos infecciosos de las vías respiratorias, contra  gripes y resfriados actúa por su efecto antiviral natural. Protege las cuerdas vocales de infecciones y de daños causados por el frío, es un producto utilizado por profesionales que utilizan la voz como herramienta de trabajo, entre ellos  profesores, locutores y cantantes.

En dermatología, se utiliza  para  tratar abscesos, forúnculos, sabañones, grietas o verrugas. Para ser eficaz y seguro el propóleos  se debe adquirir en la farmacia, donde se controla su conservación y propiedades. La utilización de preparados farmacéuticos, en cápsulas o jarabes, garantiza su calidad y permite una correcta administración.

Cuando se ingiere por primera vez, hay que tener cuidado por el tema de las alergias, es por esto que se recomienda tomar una pequeña cantidad antes de acostarse, si al día siguiente no se notan síntomas extraños, se puede comenzar el tratamiento, se debe empezar despacio e ir aumentando gradualmente la dosis, por tres o cuatro días hasta alcanzar la cantidad requerida para tratar la enfermedad y se debe disminuir gradualmente el consumo, después de ver una mejoras o la cura total, de manera que el tratamiento se termine en un periodo entre ocho y catorce días. Es una sustancia inofensiva, pero de efecto fuerte,  pudiendo ocasionar irritación de la cavidad bucal, malestar, diarrea, en el caso de una mala administración.

Se ha planteado su uso como conservante del pescado congelado, las grasas y los aceites, extendiéndose hacia otros alimentos, como carnes y frutas. Unas gotas de solución de propóleos añadidas a los productos envasados o a los alimentos frescos, puede prolongar su vida útil dos o tres veces. Sirve para mejorar la calidad del ron y de otras bebidas alcohólicas. Su utilización como complemento de la alimentación esta basada en sus propiedades inmuno estimulantes, porque aumenta la resistencia del organismo hacia las infecciones.

El extracto de propóleos bajo la indicación del pediatra, puede utilizarse en los menores, pero debe ser extracto sin alcohol.

ORIGEN

El propóleos, es conocido por el ser humano desde tiempos remotos, es una sustancia tipo resina gomosa,  es el sistema inmunológico de los árboles. La abeja la recoge y la transforma, para desinfectar la colmena, sellar grietas y disecar animales intrusos que no puede expulsar de la colmena, por su tamaño. El propóleos garantiza la total asepsia de la colmena. El Propóleos es una sustancia elaborada naturalmente por las abejas con el fin de proteger y cubrir sus colmenas herméticamente.

La composición química del propóleos es compleja, ya que tiene gran variedad de sustancias resinas y bálsamos, cera, aceites y de polen. La mayor parte de estos elementos son ricos en vitaminas y en oligoelementos. Su extracción consiste en raspar con una espátula o herramienta con corte, las partes de la colmena donde las abejas han depositado propóleos. Los cuadros donde van instalados los panales en las colmenas móviles son raspados uno por uno, separando con cuidado la preciada sustancia de la madera.

CONTRAINDICACIONES

Esta sustancia debe ser utilizada durante períodos cortos, no en forma continua. El consumo excesivo de propóleos puede causar trastornos gastrointestinales. No puede ser utilizado por mujeres embarazadas y lactantes sin la recomendación de un médico. No puede ser consumido si se sufre de asma alérgico, ya que podría  agravar los síntomas.

Algunas personas pueden resultar alérgicas por lo que es recomendable tomar una mínima cantidad y observar la reacción, ya sea que se ingiera o se aplique en forma externa.

No existe ninguna contraindicación en su uso, excepto cuando se presente alergia al producto. Es compatible con cualquier tipo de terapia, ya que utilizado como complemento de varias terapias.  Puede ser utilizado en los niños sin ningún peligro, solo hay que adaptar la dosis a la edad.

PRESENTACIONES

Se puede conseguir el propóleos  en forma líquida extracto hidroalcohólico, gotas y spray. Propóleos natural en presentación  solida pastillas masticables, granos y polvo. Jarabe de propóleos. Presentación semi sólida que son pomadas y ungüentos. Propóleos en trozos. Ungüento de propóleos. Tintura de propóleos envases de 30 ml. También lo podemos conseguir  envasado como extracto de propóleos y es utilizado en fórmulas para cosméticos y productos farmacéuticos.

COMO SE CONSERVA

Se debe preservar de la luz y el calor, almacenándose en un lugar fresco y seco, en recipientes cerrados hermeticamente, su consistencia es variable y depende del origen y la temperatura. Con temperatura hasta los 15°C es duro y se hace más moldeable a medida que aumenta la temperatura. El punto de fusión varía entre 60 a 70 °C, llegando a veces hasta 100°C. Su color es variable, de amarillo claro a marrón oscuro, con variedad de tonos castaños. De acuerdo al origen vegetal puede ser color pardo a negro. Su olor también es variable, agradable y siempre recuerda a su origen vegetal, en otros casos posee olor a cera.


CUANDO UTILIZARLO

Para proteger las cuerdas vocales de infecciones y daños causados por el frío, en forma líquida, tres dosis diarias, media hora antes de cada comida, disuelto en agua, té caliente o leche caliente. La dosis puede ser de cinco a diez  gotas. Si se ingiere en forma sólida, tres gramos diarios es suficiente. Por vía interna local se pueden hacer gárgaras, inhalaciones, lavados nasales y bucales. Por vía externa local aplicar directamente sobre la zona lesionada.

Loading...